Sésamo: “Nuestro objetivo es contribuir a la mitigación de la pobreza proporcionando herramientas de empoderamiento financiero”

La directora de Educación y Alcance Comunitario de Sesame Workshop para América Latina, Carolina Casas, entrega un diagnóstico de la educación financiera en la región y en Chile.

Según la Encuesta Financiera de Hogares del Banco Central (2014), en Chile, los más de 700 mil hogares se encuentra endeudados destinan 30% o más de sus ingresos mensuales para pagar deudas de consumos e intereses, cifra que crece en los sectores más vulnerables. Estos números explican el aumento del número de programas dedicados a la educación financiera en nuestro país. Sin embargo, ninguno de estos estaba orientado a niños en edad preescolar.

Por este motivo, en un trabajo conjunto entre MetLife Fundation, Sesame Workshop y Fundación Chile, se comenzó a implementar “Sueña, Ahorra, Alcanza” en nuestro país. El programa busca ser un apoyo para que los estudiantes más pequeños y sus familias puedan desarrollar las habilidades necesarias para tener comportamientos financieros prudentes y sanos. Todo esto a través de los personajes de Plaza Sésamo y de un contenido infantil y amigable que ayuda a distinguir entre deseos y necesidades, y a aprender a priorizar aquellas cosas que son más urgentes.

En este contexto, la directora de Educación y Alcance Comunitario de Sesame Workshop para América Latina, Carolina Casas, nos entrega su visión de este programa.

¿Cuál es el diagnóstico regional y mundial que hace necesario un programa como “Sueña, ahorra, alcanza”?

La necesidad de fortalecer las habilidades financieras que llevan a las personas a empezar a ahorrar y la planificación para el futuro es grande. En 2012, 2.500 millones de personas no tenían una cuenta con una institución financiera formal. Aproximadamente tres cuartas partes de las poblaciones más pobres y vulnerables no tienen acceso a sistemas bancarios formales, con lo que disminuye la probabilidad de que tengan comportamientos de ahorro. Ahorrar es una parte integral de la estabilidad financiera, y una cuenta bancaria puede ofrecer un camino fuera de la pobreza para las familias que están luchando por ello.

El beneficio de los servicios bancarios va más allá de lo económico. Tener una cuenta y ahorrar puede ayudar a las familias, por ejemplo, a acceder a servicios de salud o a la educación.

¿Cuál es la particularidad de Chile en la implementación de este proyecto? ¿Se desarrollará de la misma manera que en el resto del mundo?

La situación en Chile es un poco distinta en cuanto a la situación socioeconómica general del país y las tasas de inclusión financiera. Desafortunadamente hay un gran desequilibrio entre el acceso a servicios financieros y los conocimientos y habilidades financieros que tienen los usuarios, lo cual se ha traducido en una alta tasa de endeudamiento. Un desafío que enfrentamos es la débil inserción de la educación financiera en las bases curriculares a lo largo del ciclo básico. En esa medida hemos trabajado junto al equipo de Fundación Chile para tratar de alinear la oferta del programa con las oportunidades que vemos en el horizonte. Es por eso que hemos diseñado varias rutas de intervención – no sólo la escolar – que esperamos que nos ayuden a llevar este contenido a las poblaciones que más pueden beneficiarse de él.

¿Cuáles son las expectativas de “Sueña, ahorra y alcanza” en Chile?

Durante 2017 estamos esperando llegar a cerca de cuatro mil familias chilenas de manera directa, a través de las distintas rutas de intervención. Sin embargo, esto es sólo el comienzo: nuestro objetivo es contribuir a los esfuerzos de la sociedad chilena en la mitigación de la pobreza, proporcionando herramientas de empoderamiento financiero que ayuden a los niños pequeños y a sus familias a tomar decisiones acertadas a lo largo de sus vidas. El programa presentará al contexto chileno una definición más amplia de empoderamiento financiero que puede situarse en las primeras etapas del aprendizaje y en el ambiente familiar.

Bajo la visión de Sésamo, ¿por qué es importante la educación financiera en una edad tan temprana?

Para poder participar exitosamente en el mundo de hoy, las familias necesitan tomar decisiones financieras bien fundamentadas que les ayuden en el presente y el futuro. El abordaje de Sésamo, busca establecer habilidades y estrategias fundamentales en los niños más jóvenes para ayudar a promover cambios de comportamiento que involucren también a las familias. El dinero es parte de la vida cotidiana de los niños desde una edad temprana cuando observan los hábitos de manejo del dinero de los adultos, y continúa con la observación de estos hábitos a lo largo de sus vidas.

A nuestro entender, y el de nuestros asesores alrededor del mundo, habilidades básicas como la planificación, la toma de decisiones, los fundamentos matemáticos, la postergación de la gratificación y la función ejecutiva son esenciales para el fortalecimiento financiero, pero son también habilidades necesarias para un desarrollo infantil temprano adecuado, por lo que son parte del núcleo educativo de Sésamo.

 

 

2017-05-21T12:22:37+00:00